Elegir un sofá tapizado no es una experiencia tan fácil como uno quisiera, porque no sólo tenemos que buscar un diseño que se ajuste a la decoración de la casa, sino que también debe ser lo más cómodo posible. Es por eso que hoy vamos a hablar de algunos aspectos a tener en cuenta.

Antes de buscar un sofá, primero debemos medir el largo y el ancho del espacio donde lo ubicaremos, esto sirve para tener una real dimensión de que nos vaya a caber en la habitación. . A veces pasa que el sofá queda muy grande o muy pequeño por no tener una proporción clara del tamaño necesario.

En verdad esto es a gusto del consumidor, pero se basa mucho en el estilo que tendrá el espacio, y obviamente el sofá es parte de ese estilo. Aún así, en términos generales los sofás tapizados además que duran una enormidad, es una tejido el de la nuestra marca Acualine que está a prueba de mascotas y los niños, ya que disimula muy bien las manchas. Son muy fáciles de limpiar y además entregan una calidez espectacular.

Obviamente lo principal que nos debemos fijar al comprar un sofá es que sea cómodo, pero no todos los sillones son iguales y es justo en este aspecto donde varia el precio y la calidad del sofá.

Si te decides a renovar tu sofá tapizado no dudes en consultar en tu tienda habitual y preguntar por nuestros tejidos antimanchas de sofá tapizado Acualine.